viernes, mayo 15, 2015

Temible y delicado

He disfrutado muchísimo con el visionado de Daredevil, sobresaliente producto para la pequeña pantalla auspiciado por Marvel y Netflix, pero sospecho que esta primera temporada no me habría seducido del mismo modo si no hubiese contado con el magnífico concurso del actor Vincent D'Onofrio, quien en esta ocasión nos sorprende con su transformación en Wilson Fisk, también conocido como Kingpin. Sin ánimo de exagerar: su trabajo en esta serie es tan bueno que no sólo eleva de forma considerable cada uno de los episodios en los que aparece, sino que además logra apoderarse sin demasiado esfuerzo de una historia no exenta de atractivos.
Es cierto que a D'Onofrio, a quien siempre recordaremos por su papel en Full Metal Jacket (Stanley Kubrick, 1987), nunca le han faltado las ofertas laborales, pero espero que su magnífica participación en este Daredevil televisivo le ayude a estar aun más presente en el ámbito interpretativo, tan necesitado de talentos como el suyo. Por cierto, que este próximo mes de junio podremos verle enredando con dinosaurios en Jurassic World (Colin Trevorrow, 2015), donde casi con total seguridad compartirá plano con Chris Pratt, solicitadísimo desde su éxito como protagonista de Guardians of the Galaxy (James Gunn, 2014). Sí, amigos: Star-Lord, Kingpin y un montón de dinosaurios desatados en la misma película. ¿Alguien da más?

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal